Dominio y hosting: Consejos para elegir los mejores

Cómo elegir un dominio y hosting adecuados

Hoy os vamos a explicar un par de aspectos básicos a tener en cuenta a la hora de hacer una página web y que muchas veces pasamos por alto y no le damos la importancia que se merecen. Nos referimos concretamente a la elección del dominio y hosting, alojamiento en cristiano.

Una mala decisión en estos dos puntos puede ser más grave de lo que parece y afectar seriamente a nuestro proyecto. Al fin y al cabo estamos hablando de los cimientos de nuestra página web.

Comenzaremos con la elección del dominio

Un nombre de dominio es el nombre que tendrá nuestro proyecto en internet. Básicamente lo que escribimos en la barra de direcciones cuando queremos ver una página web.

Elegir el nombre del dominio:

Dominio y hosting

Elegir un dominio apropiado para tu web no es un asunto que se deba tomar a la ligera, puesto que es el nombre por el que nuestros potenciales visitantes nos identificarán en la red. Por lo tanto debe ser un nombre que defina nuestra empresa o nuestro proyecto. Deberíamos pararnos un tiempo a pensar en qué nombre queremos para nuestra página web, las decisiones que tomemos pueden afectar de manera importante a nuestro posicionamiento y prestigio de la marca.
Dependiendo de nuestros objetivos la elección irá orientada en diferentes direcciones:

Usar un nombre de marca:

Nos referimos en este caso tanto a nombres de empresa como a marca personal. Algunos ejemplos conocidos serían www.cocacola.com, www.wikipedia.org o www.fernandoalonso.com. Esta es una opción que no nos va a ayudar al posicionamiento de la página en buscadores, pero por otra parte suelen ser nombres fáciles de recordar. Una una solución recomendable a largo plazo en caso de que nuestra marca acabe siendo popular.

Usar palabras clave:

 Se entiende por palabra o palabras clave al conjunto de términos que un usuario utiliza para hacer una búsqueda en internet, ya sea a través de Google o cualquier otro buscador. Ejemplos de dominios basados en palabras claves serían www.vuelosbaratos.com, www.cochessegundamano.es.
En nuestro caso deberemos buscar en qué nicho de mercado queremos competir. Buscar una combinación de palabras clave que sea interesante y, sobre todo, que esté libre. Puesto que si es un sector con mucha competencia, a veces es complicado encontrar un nombre de dominio adecuado. Por otra parte tiene la ventaja de que nos ayudará a posicionar nuestra web.

Marca + Palabra clave:

Una posibilidad que nos aportaría un poco de las ventajas de los casos anteriores sería utilizar un nombre de dominio combinando ambas opciones. Ejemplos podrían ser www.carpinteriajoserutia.com, www.qtzmarketing.com. El problema que nos podemos encontrar en estos casos, es que el nombre de dominio sea demasiado largo y difícil de memorizar.

Longitud del dominio:

Dominio y hosting

Otro aspecto importante a tener en cuenta respecto a los nombres de dominio es su longitud. El objetivo es que sean fáciles de recordar y, para ello, ayuda que tengan menos de 10-12 caracteres. Esto puede ser complicado a veces, porque cuanto más breve es un nombre de dominio, más difícil es que esté libre y lo podamos comprar.

Extensiones del dominio:

Si puedes comprar varias versiones de tu dominio, hazlo. La más común y más recomendable siempre es la .com. En caso de duda es la que todo el mundo va a probar. Los dominios .es solo sirven en un ámbito local. Según el tipo de negocio que quieras desarrollar será conveniente que optes por otras posibilidades. Otras opciones, menos comunes pero también muy utilizadas son .net y .org.
Una contratación anual de dominio no es muy cara. Así que recomiendo reservar todas las versiones más comunes (o al menos el .com y .es). Después se redirecciona hacia uno de ellos todos los demás y listo. Se puede dar el caso de que tu marca se vuelva popular, y algún dominio que te hayas dejado por ahí colgado lo coja algún espabilado y lo redirija a alguna web poco recomendable. No querrías que tus visitantes acabaran accidentalmente donde no deben.

Tiempo de contratación del dominio:

Google posiciona mejor si considera que tu proyecto va a tener una continuidad en el tiempo. Y para saber eso se fija en la vigencia que va a tener tu dominio. Si sabes que tu dominio va a perdurar en el tiempo, cómpralo por un par de años como mínimo. Te ayudará un poco en tu posicionamiento SEO.

Cosas a evitar:

  • Usar caracteres especiales como tildes, diéresis, circunflejos… o la letra ñ: Está permitido contratarlos, pero Google no los gestiona.
  • Los guiones, las dobles consonantes y los números pueden crear confusión a la hora de recordar un dominio.
  • No usar dominios muy semejantes a otra marcas.

Y continuaremos con la contratación del hosting

Un hosting o alojamiento, como su propio nombre indica, es donde se almacenan los archivos que componen la web. La elección del hosting adecuado es muy importante y equivocarse en ello puede acabar en un desastre para nuestro proyecto.

El precio, lamentablemente, suele ser el factor decisivo en la mayoría de los casos. Y esto, suele ser el mayor error. Si nos fijamos bien, al fin y al cabo, las diferencias de precio entre hostings de prestaciones teóricamente similares no es tanta. Pero en el fondo lo que dan puede llegar a ser como la noche y el día.

Antes de decidir lo que vamos a pagar, lo primero que habrá que tener en cuenta son las necesidades de nuestro proyecto, para poder seleccionar el hosting que mejor se adapte a ellas. Tamaño de los archivos que vamos a alojar, con qué lenguaje está programado y su versión, número de visitas que esperamos tener, si usamos bases de datos, cuentas de correo que necesitamos…
Las características básicas que se deberían valorar en un hosting son las siguientes:

Espacio de almacenamiento:

Dominio y hosting

Si la web va a ser pequeña no se necesita mucho almacenamiento. Pero si va a tener, por ejemplo, muchas fotos, o se van a ir añadiendo cosas con el tiempo habrá que buscar más espacio. No nos podemos olvidar del correo: La cantidad de cuentas que gestionemos y el volumen de mensajes y, sobre todo, archivos adjuntos que movamos. Pueden hacer que el espacio del alojamiento se nos quede corto en un santiamén.

Ancho de banda:

Es la cantidad de información que puedes transferir. Según el número de visitas que tengas y el según contenido de tu página, sobre todo si tienes mucho contenido multimedia, el ancho de banda puede llegar a ser grande. Y es un detalle que no hay que dejar pasar. Actualmente una gran cantidad de hostings dan una transferencia de datos ilimitada. Esto no es real, pero el límite es tan grande que difícilmente se alcanza.

Prestaciones del servidor:

La velocidad de respuesta y transferencia, su rendimiento cuando hay muchas visitas simultáneas, su disponibilidad, es decir, que esté operativo por encima del 99,9% del tiempo. Unos buenos resultados en estos parámetros redundan en un mejor funcionamiento de la web y da puntos a la hora de mejorar tu posicionamiento. Los proveedores con servidores que usan discos SSD son muy recomendables, puesto que estos suelen dar mejor rendimiento.

Seguridad:

Dominio y hosting

Protección contra ataques e intentos de hackeo o intrusión por fuerza bruta, un sistema de copias de seguridad periódicas, instalación de certificados SSL. Hay hostings que dan buenos servicios en estos aspectos y otros que brillan por su ausencia. Y créeme, la seguridad no es algo para tomar a la ligera.

Usabilidad:

Es importante que cuando accedas al panel de control de tu hosting encuentres fácilmente lo que quieres. En este aspecto los hostings que incorporan CPanel o Plesk son muy cómodos. Y si ya integran instalaciones en un solo click de los CMS más habituales (WordPress, Joomla, Prestashop, etc…) mejor que mejor.

Servicio técnico:

Dominio y hosting

Básico y fundamental. Asegúrate de que cuando haya algún problema, te lo van a solucionar fácilmente. Hay proveedores de alojamiento con un servicio impecable, que dan soporte 24/7, en español, por teléfono y por correo y que cuando les preguntas saben de lo que hablan.

Cualquier proveedor de hosting es perfecto y bueno… hasta que algo va mal. Y es en estos casos cuando se comprueba si un alojamiento está a la altura de las circunstancias. La velocidad con que las incidencias se resuelven y la cantidad de ocurrencias de las mismas es lo que realmente marca las diferencias.

Se podría hablar largo y tendido sobre estos temas, pero a grandes rasgos, estas son las principales premisas que nos pueden ayudar a decantarnos en una dirección u otra. Sobre todo, lo mejor es pensar bien las decisiones, documentarse y pedir opinión a expertos, así que si tenéis alguna duda podéis dejar vuestros comentarios o escribirnos a [email][email protected][/email]. Y si queréis consultar cualquier otro de los servicios que ofrecemos, no dudéis en visitar nuestra web.

By |26 de mayo, 2017|Categorías: Diseño web|0 Comentarios

Sobre el Autor:

Agencia de comunicación integral en Zaragoza. Especialistas en marketing online, desarrollo web y posicionamiento.

Deja un Comentario